Los Ayuntamientos gallegos reforzarán la plantilla de Policía Local

50% de los ayuntamientos de Galicia reforzarán su plantilla policial con más de 400 plazas

La mitad de los ayuntamientos en Galicia operan con un mínimo de policía local. La plantilla policial ha venido disminuyendo, no solo como consecuencia de la crisis, sino también por los efectos de la congelación de las oposiciones de empleados públicos, impuesta por el Gobierno central en 2012.

El déficit de unidades policiales en los ayuntamientos gallegos coloca en rojo a 1 de cada 3 concellos al tener 30% de plazas vacantes. El bajo número de agentes se hace más grave cuando llegan las vacaciones de verano, ya que es una época en la que se requieren mayores dispositivos de control, sobre todo en las zonas turísticas.

Este problema ha ocasionado que muchos vigilantes municipales deban asumir funciones de policías locales y que, además, haya cada vez más plantillas conformadas por menos de tres agentes, cuando la ley regula que debe ser de tres como mínimo. Esta falta de agentes policiales también ha hecho que los servicios nocturnos no puedan cubrirse.

Para solucionar esta deficiencia en las plantillas de la policía local en la Comunidad Autónoma, en 2018 la Xunta realizó una convocatoria para cubrir tanto las plazas de agentes como las de auxiliares en los ayuntamientos suscritos al convenio para delegar los procesos de selección en el Ejecutivo gallego.

Las convocatorias

Para corregir el déficit en las plantillas de la policía local, la Xunta puso en marcha dos convocatorias para la selección de personal, una el pasado 2018 y otra este año. Gracias a esto 65 de los 130 concellos que tiene Galicia reforzarán sus unidades municipales con más de 400 plazas. De estas vacantes, al menos unas 146 se destinarán para agentes y 276 a auxiliares. Esto según se ha informado desde la Consellería de Presidencia, Administracións Públicas e Xustiza.

En la primera convocatoria 23 concellos firmaron el convenio con el Gobierno gallego para cubrir 38 plazas para el puesto de policía local, mientras que 24 acordaron la selección de 109 auxiliares. En decir que, un total de 147 vacantes serían las cubiertas con este proceso. El refuerzo para las plazas de los auxiliares se hizo en 2018, pero el de las 38 plazas de policía local aún están pendientes. Se prevé que, tras el curso de formación, en los meses de junio, julio y agosto los agentes puedan hacer las prácticas en los 23 concellos solicitantes para que después regresen a la academia para terminar con la parte teórica.

En lo que respecta a los tiempos para la convocatoria de este año, en donde hay disponible más de 270 puestos, la Xunta tiene prevista la realización de las oposiciones a auxiliares en el mes de marzo, mientras que el de la policía local será en abril. Esto quiere decir que no será sino hasta 2020 cuando estos agentes se incorporen a los distintos ayuntamientos.

Hasta finales de febrero, unos 20 concellos habían presentado su solicitud, los cuales demandaban 108 plazas de policías locales repartidos de la siguiente forma: 88 de agentes, 12 de movilidad, 7 de oficial de promoción y 1 de inspector principal. Los concellos que más puestos reclaman son A Coruña con 29 policías, Ferrol con 14 de agentes de policía y cuatro de movilidad, y Cangas con 10 para la policía y dos de movilidad.

Si se clasifica por provincias, Ourense es la que tiene el déficit más alto, con casi un 16% de puestos sin cubrir en las unidades policiales. Le sigue Pontevedra, con una tasa del 12,5%, Lugo también con un 12% y A Coruña con un 10,8%.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies